¿Sabía que?

¿Sabía que?

¿Sabía que?

Casi un 15% de las personas entre 6 y 19 años tiene una pérdida auditiva temporal o permanente causada por distintos motivos, desde enfermedades hasta exposición al ruido.

ruido de tránsito y antros aceleran pérdida auditiva

conciertos o audífonos con demasiado volumen, pueden anticipar e intensificar la pérdida auditiva, con el paso del tiempo las personas pierden de forma natural algún grado de audición, sin embargo, la posibilidad de perderla incrementa en personas con profesiones expuestas a ruidos excesivos y dañinos. De tal manera, meseros, policías de tránsito, trabajadores en aeropuertos y fábricas entre otras, son las personas que son más vulnerables.

Por ello es recomendable realizarse una audiometría por lo menos una vez al año, de esta forma será posible tomar medidas preventivas a tiempo. «Una audiometría es una prueba que permite evaluar las capacidades auditivas de una persona; no es necesario realizarla hasta presentar síntomas de gravedad, pues precisamente la intención es determinar el alcance de audición o en su defecto, la magnitud de alguna pérdida auditiva», el examen se lleva a cabo en una cabina con aislamiento sonoro, mediante un audiómetro a través del cual es posible enviar al paciente sonidos de distintas frecuencias e intensidades. Con lo cual se logra no solo determinar el umbral de audición, sino que se puede saber en dónde está localizado el daño cuando existe. Atender oportunamente la audición no es muy costoso y previene una afección social enorme, que es la del aislamiento que se produce cuando una persona no puede comprender lo que dicen sus seres queridos y la sociedad en la que se desempeña. Según la OMS aproximadamente 360 millones de personas en el mundo padecen pérdida de audición discapacitante, de los cuales la mitad pudieron haberse prevenido.

 

¿Sabías que tus oídos mueren lentamente?

Hoy en día vivimos en una sociedad muy  ruidosa, y desde que nacemos las células encargadas de transmitir el sonido empiezan a morir, las que registran  las frecuencias mas altas son las primeras en caer por lo que a la edad de 10 años oímos la gama de sonidos más amplia de nuestra vida.

El volumen del sonido se mide en decibeles (dB), el envejecimiento, medicamentos, lesiones en la cabeza y el ruido pueden ser las principales causas de la pérdida de la audición.

La primera señal de alarma es no oír los ruidos de timbre alto como el canto de los pájaros, no comprender el habla cuando se está en una multitud o en un lugar donde se escucha ruido de fondo y si la persona que esta parada cerca de nosotros puede oír los sonidos que provienen de nuestros audífonos.

 

¿Cómo prevenirlo?

  • Disminuye la exposición al ruido.
  • Desarrolla el hábito de usar tapones cuando vayas a estar expuesto a ruidos altos o durante periodos de tiempo largos. ( Estos pueden eliminar hasta 25 decibeles que pueden representar la diferencia entre un ruido peligroso y uno sano).
  • Usa materiales que absorban el ruido, como tapetes de goma para ponerlo debajo de las máquinas ruidosas, cortinas, alfombras  y ventanas de doble panel ayudan a disminuirlo dentro de la casa u oficina.
  • No utilizar varias máquinas ruidosas al mismo tiempo.
  • No tratar de evitar un ruido indeseable con otros sonidos.
  • Ver las especificaciones de nuestros gadgets para saber los decibeles máximos que pueden alcanzar.
  • Hacernos al menos una vez al año un examen de audición
No Comments

Post A Comment

tres × 3 =