Pérdida auditiva en los niños

Pérdida auditiva en los niños

¿Qué se debe saber sobre la Pérdida auditiva en los niños?

La pérdida auditiva puede afectar la capacidad del niño para desarrollar sus destrezas de comunicación, lenguaje y socialización. Cuanto más temprano se administren servicios a un niño con pérdida auditiva, mayor será la probabilidad de que alcance todo su potencial.

La pérdida de la audición puede ocurrir cuando alguna parte del oído no funciona normalmente. Esto puede ser en el oído externo, el oído medio, el oído interno, el nervio auditivo (acústico) y el sistema auditivo. La pérdida auditiva no es igual en todas las personas y puede deberse a varias causas.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas de la pérdida auditiva son diferentes en cada niño. Si usted cree que un niño tiene pérdida auditiva o está sordo, pídale a su pediatra que le hagan una prueba de la audición lo antes posible.

Aun cuando el niño haya pasado una prueba inicial de la audición, es importante estar pendiente de los signos siguientes.

Signos en los bebés

  • No se sobresalta con los ruidos fuertes.
  • A los 3 o 4 meses de edad no se voltea para buscar la fuente del sonido.
  • Al año de edad no dice palabras sencillas como “mamá” o “papá”.
  • Voltea la cabeza cuando lo ve a usted pero no lo hace si solo lo llama por su nombre. Esto a veces se interpreta erróneamente como falta de atención o como si el niño lo estuviera ignorando, pero puede ser el resultado de una pérdida auditiva parcial o completa.
  • Parece escuchar algunos sonidos pero no otros.

Signos en los niños

  • Tarda en aprender a hablar.
  • No habla en forma clara.
  • No hace lo que se le indica. A veces esto se interpreta erróneamente como una falta de atención o simplemente que el niño ignora a quien lo está llamando, pero puede ser el resultado de una pérdida auditiva parcial o total.
  • A menudo dice “¿qué?”
  • Escucha la televisión a un volumen muy alto.
  • Los bebés y los niños deben alcanzar ciertos indicadores del desarrollo en la forma en que juegan, aprenden, se comunican y actúan. Un retraso en cualquiera de estos indicadores podría ser señal de sordera o de otra discapacidad del desarrollo.

 

Detección y diagnóstico

La prueba inicial de la audición sirve para determinar la posibilidad de que un niño pueda tener pérdida auditiva. Es fácil de administrar y no duele. De hecho, muchas veces los bebés duermen mientras se les hace la prueba. La prueba es muy breve, solo toma unos cuantos minutos.

Bebés

A todos los bebés se les debe hacer la prueba de la audición antes de que cumplan el primer mes. Si un bebé no pasa la prueba de la audición, es muy importante que se le haga una evaluación completa de la audición lo antes posible, a más tardar a los 3 meses de edad.

Niños

A todos los niños se les debe examinar la audición antes de que entren a la escuela o siempre que se sospeche de algún problema en la audición. A los niños que no pasen la prueba de la audición se les deben hacer una evaluación más completa lo antes posible.

No Comments

Post A Comment

quince − trece =